Facebook Twitter Instagram

Un día en Vilafranca

Vilafranca, paisatge, història i ...

Ven y visítanos, regálate un día en Vilafranca

Llegamos a Vilafranca en coche, tren o autobús, y ¿qué podemos hacer?

Podemos empezar nuestra estancia en Vilafranca visitando el VINSEUM, Museo de la cultura del vino de Cataluña, para adentrarnos en el mundo del vino.

Posteriormente y para ir abriendo el apetito podemos seguir una de las rutas de la ciudad, la modernista o la medieval. Ambas nos van a mostrar la historia de la ciudad.

Y luego hay que sentarse a comer. Vilafranca dispone de una amplia y variada oferta de bares y restaurantes en los que se puede comer con un buen vino del territorio. Un ejemplo de calidad son los restaurantes que pertenecen a Vilafranca Apetece.

Después de comer, podéis ir a una de las bodegas de la ciudad, para ver cómo se elabora el vino y probar algunos.

Antes de iros no os olvidéis de los comercios de la ciudad, en los que encontraréis una amplia oferta de productos, o de visitar el cementerio patrimonial.

Si no tenéis prisa, todavía podéis asistir a un ensayo de castells, pero solo de marzo a octubre.

Si preferís un poco más de actividad física os invitamos a pasear por la montaña de Sant Pau o bien a recorrer alguno de los paseos que salen de Vilafranca para visitar lugares con un alto atractivo paisajístico o histórico.

Y si además queréis correr y competir por los paisajes del Penedès, podéis participar en una carrera, cuando queráis, la Enorunning Penedès.

También tenéis la opción de participar en las visitas guiadas y, en función de la época del año, podéis disfrutar de una puesta de sol en el campanario de la Basílica de Santa María con un buen vino.

Finalmente, os invitamos a comprobar la agenda ya que durante todo el año se hacen multitud de actos en Vilafranca: fiestas, ferias, eventos tradicionales...  Seguro que harán que paséis un día genial.

¡Ah! Y si queréis quedaros más de un día, podéis consultar la oferta en alojamientos.