Facebook Twitter Instagram

Basílica de Santa María

Santa María. Lugar de culto

Del románico al gótico,
rodeado de gárgolas fantásticas,
esculturas modernistas
y un órgano majestuoso.

La basílica de Santa María es el primer edificio parroquial de Cataluña edificado en estilo gótico y sigue las pautas constructivas de las iglesias catalanas de nave única: cubierta con bóveda de crucería, pero con una amplia nave de cinco tramos con cinco capillas laterales separadas por unos contrafuertes excepcionalmente gruesos. Se trata de un edificio gótico construido encima de una antigua capilla románica. La fachada principal se inició en el siglo XV siguiendo las pautas del gótico, pero ha sufrido a lo largo de la historia varias intervenciones, la más reciente a principios del siglo XX. 

La portada de Santa María, en la fachada lateral, era la puerta primitiva de la basílica y todavía conserva restos de pinturas murales del siglo XIV situadas en las dovelas del arco de medio punto. Es de tradición románica tardía y es de finales del siglo XIII.

Del edificio destacan algunas singularidades, como la gran variedad de gárgolas, situadas en medio de los contrafuertes y que adoptan formas de animales fantásticos o reales. Destacan también las numerosas esculturas situadas en la parte exterior, justo debajo de la línea de la cubierta, en forma de cabezas humanas, masculinas y femeninas, que podrían representar a los protectores de la nueva iglesia.

Plaça Jaume I
Código postal: 
08720
Teléfono: 
93 818 12 54
Perfils: 
En familia, Parejas, Gente mayor