Facebook Twitter Instagram

Ruta medieval

Ruta medieval

Un viaje al pasado, la Vilafranca histórica.

Durante la segunda mitad del siglo XII, la situación de Vilafranca como vía que enlazaba las tierras cristianas con las musulmanas fue decisiva para su desarrollo. Una época en la que la coincidencia de las celebraciones religiosas con las ferias y mercados como actividades inseparables y la concesión real de los derechos de notaría hicieron que la iglesia de Vilafranca ejerciera un notable poder económico y jurídico.

Dos de los edificios de esta época con más peso histórico son el Palacio Real, donde murió el rey Pedro III el Grande, y el Palacio Baltà, cuya tradición dice que fue el escenario en el que se firmó la Concordia de Vilafranca en 1461, uno de los desencadenantes de la guerra civil que enfrentó a la corona y la Generalitat en el siglo XV.

 

Visualiza el mapa interactivo de esta ruta
Perfiles: 
Parejas
Grupos
Gente mayor
Empresas
Temáticas: 
Història i Patrimoni

Palau Reial

El Palau Reial es una construcción de la época de Pedro III el Grande, entre los siglos XII y XIII. La fachada principal está formada por dos apartamentos de piedra de diferente altura: uno en una forma de torre con el coronamiento liso y el otro con una barbacana de madera.
El aspecto que presenta actualmente el Palau Reial de Vilafranca está condicionado por las reconstrucciones,
ampliaciones y reformas con la intención de adaptar la casa señorial a lo que es hoy en día el VINSEUM. Museo de las Culturas del Vino de Catalunya.

Palau Baltà

Antiguo caserío gótico proyectado por Francesc Babau en 1308 pero reformado en el año 1522 y restaurado posteriormente . Es un edificio que sigue la estructura de las casas señoriales góticas, con el patio central que actúa como núcleo distribuidor de las salas de la casa con su escalera característica, que en la actualidad permanece abierta, y la galería de arcos apuntados.

La Basílica de Santa María

Del románico al gótico

La basílica de Santa María es el primer edificio parroquial de Cataluña edificado en estilo gótico y sigue las pautas constructivas de las iglesias catalanas de nave única: cubierta con bóveda de crucería, pero con una amplia nave de cinco tramos con cinco capillas laterales separadas por unos contrafuertes excepcionalmente gruesos. Se trata de un edificio gótico construido encima de una antigua capilla románica.

Casa de la Vila

Casa de la Vila

Un edificio más allá del modernismo

Santiago Güell i Grau.

 

Edificio público de origen medieval, que consta de dos pisos y buhardilla. La fachada fue remodelada en 1912 y ordenada asimétricamente con elementos florales modernistas. Los balcones presentan y farolas balaustradas de pie de luces redondas. 

El origen del edificio de la actual Casa de la Villa es un palacio gótico civil del siglo XIV, probablemente propiedad de Bernat Pellicer (mencionado en las crónicas de la conselleria de Jaume II).

Claustre

Claustro de Sant Francesc

Tranquilidad e historia se dan la mano en este espacio

El claustro de Sant Francesc es la única parte que conserva la escenografía del antiguo convento de los franciscanos, un sobrio edificio gótico de finales del siglo XIII de un gran valor arquitectónico, artístico e histórico, que se convirtió en el panteón de nobles ilustres de Vilafranca y del Penedès.