Facebook Twitter Instagram

Entorno natural

Arroyo del Llitrà (Toni Galitó)

Vilafranca es viñedo, es camino,
es montaña y es arroyo.
Un entorno natural que enmarca la ciudad.

Vilafranca no es solo viñedo, también es arroyo, camino y montaña. 

Es montaña por el espacio de Sant Pau, un lugar emblemático de la ciudad y mirador incomparable, extensión de viñedo y cultivos rodeada de dos colinas, Sant Pau y Sant Jaume. En Sant Pau, además, se encuentra el mirador Miravinyes: postales de Vilafranca, una atalaya privilegiada.

Es camino. Vilafranca tiene más de 50 km de caminos rurales, una red de senderos con una potente estructura radial que conecta Vilafranca con los distintos pueblos de los alrededores, y permite ir a pie o en bicicleta a pueblos y polígonos industriales cercanos.

Es arroyo, es el arroyo de Llitrà, que forma parte de la conca del río Foix y todavía mantiene un importante valor natural y paisajístico.

Es, pues, una muestra de mosaico agroforestal mediterráneo, importante para el equilibrio ecológico de muchas especies, un marco incomparable para el cultivo de la vid y un entorno propicio para visitarlo, ya se andando o en bicicleta.